Té rojo ¿para qué sirve?

Té rojo ¿para qué sirve?

En la actualidad, los estándares de belleza se han transformado de tal forma que, las personas no solo buscan cuerpos perfectos y esbeltos, sino que se enfocan en el cuidado y prevención de enfermedades que les impida desarrollarse adecuadamente, prolongando sus años de vida. Es así como, las personas se están preocupando e interesando por los alimentos y las bebidas consumida que les ayuden a regenerar su organismo y por ende se refleje en la lozanía de su piel, el crecimiento del cabello, la regeneración de las articulaciones, entre otras. Si eres de esas personas, algunas vez te llegaste a preguntar ¿para qué sirve el té rojo?.

En este orden de ideas, los té y las infusiones han ganado espacios porque, se convierte en sus mejores aliados cuando se trata de limpieza de órganos como: hígado, páncreas; también se utilizan para tratar problemas de estreñimiento, gases; son usado para disminuir problemas respiratorios, circulatorios; y por último, según estudios de universidades de España y Estados Unidos principalmente, se ha comprobado su eficacia en la reducción de pesos y medidas porque poseen propiedades benéficas en la eliminación de toxinas, disminuyendo la retención de líquido.

Té rojo ¿para qué sirve?

¿Qué es el té rojo?

El té se origina en una planta llamada Camelia Sinensis. De esta planta, procedente de China,  se desprende sus diferentes preparaciones: el té verde, el té blanco, té rojo y el té negro. Según sea su proceso de fermentación, tiene sus propiedades y características particulares; son obstantes todas sus presentaciones, comparten la propiedad de ser antioxidantes.

El té rojo se conoce como Pu- Erh, tiene unas hojas de coloración cobriza (rojo oscuro), producto de su conservación y fermentación del té verde en barricas de roble.

¿Cuáles son sus propiedades?

Entre las propiedades benéficas del té rojo en el organismo de las personas que lo consumen, se encuentran las siguientes:

  • En las comidas abundantes en grasa, estimula el proceso digestivo.
  • Disminuye los niveles de colesterol LDL (conocido como el colesterol malo) y triglicéridos, es decir, los niveles de lípidos en la sangre.
  • Por su parte, aumenta el colesterol HDL (que se conoce como el colesterol bueno).
  • Aporta beneficios al proceso metabólico hepático, es decir, ayuda al hígado a realizar su proceso de limpieza para funcionar correctamente.
  • Al ayudar al hígado con su limpieza, es un tratamiento efectivo para contrarrestar la resaca por la ingesta excesiva de alcohol.
  • Ayuda en el proceso de expulsión de sustancias que ralentiza el proceso digestivo de manera más rápida.
  • Del punto anterior, se deriva que tiene un efecto depurativo en el organismo.
  • Previene el contagio de infección porque ayuda a reforzar el sistema inmunológico.
  • Mejora la circulación de la sangre.
  • Contribuye a disminuir la presencia de ácido úrico en el cuerpo.
  • Ayuda a quemar calorías porque ayuda con la expulsión de toxinas gracias a su efecto diurético y previene la retención de líquidos.
  • Al ver resultados favorables, el té mejora los estados de ánimo.

El té rojo se usa tradicionalmente para prevenir enfermedades y gozar de buena salud, puesto que permite la quema de grasa, contribuye a la pérdida de peso, refuerza el sistema inmunológico, facilita el proceso digestivo, mejorando la calidad de vida de quien lo consume.

¿Qué vitaminas y minerales tiene el té rojo?

En el té rojo se han encontrado evidencias de que posee sustancias que se necesitan para crecer y desarrollarse normalmente; en este caso tiene:

  • Vitamina B. Responsable de ayudar al cuerpo en el proceso de obtener energías de la comida consumida.
  • Vitamina C. Actúa como antioxidante en el cuerpo, protegiendo las células de daños causados por los radicales libres.
  • Vitamina D. Nutriente indispensable para mantener los huesos sanos y fuertes mediante la absorción del calcio por los alimentos que se ingieren.

A su vez, esta infusión de té rojo aporta minerales como potasio, yodo, fluor, magnesio y zinc; nutrientes que el cuerpo humano necesita para su desempeño.

Preparación

Su preparación es muy sencilla; de seguir los pasos detallados a continuación, aprovecharás todas sus propiedades:

  1. Coloca 150 mililitros (equivalente a una taza mediana) de agua a hervir.
  2. Mientras hierve el agua, coloque en la misma taza de la medida, una cucharada rasa (que no rebose) de té rojo.
  3. Justo antes de que empiece a hervir el agua (punto de ebullición), coloque el agua en la taza con la cucharada de te rojo y lo tapa.
  4. Dejar reposar entre cuatro y siete minutos.
  5. Con ayuda de un colador, colar esa preparación y deja reposar hasta que tenga una temperatura que no queme tu cavidad bucal o hasta que vaya quedando a temperatura ambiente.
  6. Si lo prefiere frio, entonces coloque en el refrigerador unas horas o añada cubos de hielo. Es igual de refrescante y no pierde propiedades.
  7. Se puede añadir unas goticas de jugo de limón para efectos diuréticos más eficaces.

No es recomendable endulzar porque su sabor es muy agradable, pero si es de su agrado, puede agregarle un poco de Stevia. Por último, lo recomendable es beber tres tazas al día, después de cada comida, es decir, después del desayuno, almuerzo y la cena.

Té rojo ¿para qué sirve?

Té rojo: mito o realidad sobre la pérdida de peso

Es cierto que el té rojo tiene propiedades diuréticas, que permite expulsar toxinas retentivas de líquido; además, ayuda a acelerar el metabolismo, lo que beneficia al proceso digestivo y por ende se verá reflejado en la  pérdida de peso o de medidas por el desecho de sustancias dañinas para el organismo. Sin embargo, se debe tener en cuenta que para beneficios verdaderamente notorios y eficaces, se debe acompañar la ingesta del té o cualquier otra bebida, con una alimentación equilibrada, a las horas y en porciones adecuadas, con la práctica de ejercicios físicos de acuerdo a su necesidad y deseo de disminución la grasa corporal.

¿Para quienes está contraindicado el té rojo?

A pesar de sus beneficios, el té rojo contiene ciertas sustancias que, lamentablemente su ingestión es contraproducente en personas que presenten tales patologías:

  • Personas que tienen insuficiencia de glóbulos rojos o falta de minerales como el hierro, puesto que su actuación es diurética, pierde esos minerales por la expulsión de la orina (anemia ferropenica).
  • La presencia en el té rojo del alcaloide llamado Tenía, presente en la mayoría de los tés y estimulante de la presión sanguínea, está contraindicado en mujeres embarazadas y personas que padecen de problemas de presión alta.
  • Por su contenido de cafeína, si padece de insomnio, se recomienda evitar su toma de noche porque contribuye a la somnolencia.

En conclusión, para las personas que se están inclinando por el tratamiento y prevención de enfermedades de forma natural, el té rojo es una buena opción. Su fácil preparación, disponibilidad en el mercado, bajos costos y los beneficios aportados al organismo, son puntos favorables que permite posicionar este tipo de bebida en los favoritos para su bienestar y goce de buena salud.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *