Té negro

Té negro

Antes de hablar sobre el té negro, es importante reseñar la definición del té. El té es una bebida resultante de la infusión de hojas del arbusto del té. Aunque frecuentemente se toma caliente se puede también tomar frío. El nombre científico del arbusto es camillia sinensis, mide de 1 a 2 mts de altura, sin embargo puede alcanzar mucha más altura.

Este árbol ha crecido a través de la historia en todo Oriente pero a pesar de eso hoy por hoy se cultiva en muchísimas partes del mundo. Del procesamiento de las hojas de este arbusto podemos distinguir varios tipos de té, entre estos el Té negro, del cual hablaremos a continuación.

Té negro

Orígenes del té negro

El origen del té negro se remonta a 300 años atrás. Cuenta la historia que hace muchos años un barco chino que viajaba hacia el occidente y guardaba té verde en grandes cantidades en sus embarcaciones, se le fermentó la carga por lo que  intentaron preservarlo calentándolo, lo cual llevó  a que estas hojas cambiaran de color oscureciéndose. Posteriormente estas hojas oscurecidas debido al calentamiento, al hervirlas se dan cuenta de que obtienen una bebida no solo de un olor más fuerte sino un sabor igualmente más fuerte y para muchos más agradable. Es a partir de ese “accidente” que se origina este tipo de té.

La india y Sri Lanka son los principales lugares del mundo donde se produce este tipo de té, sin embargo, es universal actualmente y de allí que en todo el mundo conocemos. Contamos con té negro chino, de la india, turcos, etc.

Este té ha sido hasta protagonista de ceremonias desde hace muchos años en muchas dinastías chinas, una de estas es su consumo para permanecer alerta durante largas meditaciones.

El té negro llega a América con los primeros exploradores en el año 1492 y en Estados Unidos en los años 1773, cuando los colonos lo arrojaron en la bahía de Boston durante “el botín de té de Boston”  como un gesto simbólico de la guerra de independencia de los Estados Unido contra Inglaterra.

Proceso para obtenerlo

Se produce del proceso de oxidación de las hojas del arbusto del té y cuenta con un proceso de oxidación mucho más fuerte y avanzado que para la obtención de otros tipos de té, lo que no solo le da un color más oscuro o negro sino también un sabor más fuerte y con un mayor contenido de teína y cafeína, sustancias responsables de la mayoría de sus beneficios.

Es común mezclar este tipo de té negro con otros elementos para servirlo y hacer de esta bebida una bebida más aromática así como atrayente para el comensal. Como por ejemplo añadirle naranja y limón, entre varios cítricos usados. En Estados Unidos por ejemplo se le asocia a este tipo de té, la canela.

Té negro

Propiedades del Té negro

– Por su alto contenido de cafeína, favorece a las personas que sufren de hipertensión, aumenta la presión arterial.

– Es un fuerte estimulante del sistema nervioso central, aumenta la capacidad de concentración. Una taza de té negro al despertar combate la somnolencia.

– Por sus altas concentraciones de unas sustancias llamadas taninos, es altamente astringente, lo cual combate patologías estomacales como la acidez, gastritis, úlceras pépticas, etc.

– Actúa como un coadyuvante en la pérdida de peso, ya que ese  tipo de té tiene muy bajas cantidades de sodio, grasas y calorías; además de que su consumo produce un efecto de saciedad. También por sus propiedades diuréticas elimina la retención de líquidos en nuestro organismo.

– Posee altas cantidades de flúor, por lo que es un coadyuvante en la higiene dental, evita las caries dentales.

– Es un potente antioxidante, contiene altas concentraciones de polifenoles, sustancia química que retarda el envejecimiento y estimula el sistema inmunológico.

– Por su alta cantidad de antioxidantes, el consumo del té negro ayuda a prevenir ciertos tipos de cáncer.

– Actúa como hipoglicemiante, así que es de gran ayuda terapéutica para aquellos pacientes portadores de diabetes tipo II.

Mejora la cefalea en algunos pacientes por la presencia de teínas.

– Su uso está asociado también a mejorar la osteoporosis por inducir a  una mayor densidad mineral y ósea, lo que también conlleva a un menor riesgo de fracturas.

Maneras alternativas de servirlo

Té negro con miel y limón

Hacer el té negro. Una vez hecho se le agrega una cantidad de miel y limón. No sólo le dará un toque cítrico sino que endulzará la bebida de una manera más saludable sin usar azúcar refinada.

Té negro con hojas frescas

Preparar el té de la forma acostumbrada. Una vez hecho esto y estando caliente, agregar unas hojas frescas de la planta al momento de servirlo.

Té frío burbujeante

Hacer un té más concentrado de lo habitual y antes de servirlo, incorporar agua gasificada hasta obtener una bebida burbujeante.

Te negro frío con leche

Una vez preparado el té, licuar este con leche en polvo, hielo y sirope de caramelo.

Té negro aromatizado

Una vez hecho el té negro, se le agrega agua de azahar y algunos trozos de naranja pelados y sin piel.

Té negro

El té negro para uso cosmético

El té negro contiene altas cantidades de catequinas y flavonoides, además de la presencia de vitamina B2, E y C. También varios minerales como potasio, magnesio y zinc. Todos estos elementos hacen que inhiba la proliferación de gérmenes, en este caso en la piel, lo que lo hace altamente beneficioso como tónico. Se recomienda usarlo antes de acostarse y al levantarse.

Hacer el té negro de la forma acostumbrada, poner a enfriar y colocar compresas frías en la piel de la cara previamente limpia.

Este té también contiene grandes cantidades de polifenoles y taninos, los cuales son altamente antioxidantes y por esto ayudan a atenuar los efectos nocivos de la luz ultravioleta, aliviando de esta manera la inflamación y dolor asociado con las quemaduras solares. En estos casos, preparar el té y enfriarlo. Usar compresas en las partes afectadas, varias veces al día, 2 o 3 veces hasta obtener alivio.

Como se puede notar, el té negro tiene montones de propiedades que nos ayudan con distintas molestias, además de ser beneficioso en general para nuestro cuerpo. Así que no estará de más incorporarlo en nuestra dieta.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *