Té japonés

Té japonés

El té comenzó en Asia como una bebida medicinal y se fue expandiendo hasta ser lo que conocemos hoy en día. Ya el té no se consume principalmente por sus propiedades y beneficios, sino que se ha convertido en un tipo de bebida social. Su popularidad le ha llevado a establecerse como uno de los líquidos más consumidos del mundo. Ya no solo encontramos al té chino, sino que podemos observar tés iraníes, tés de la India y el té por el que estamos aquí, el japonés.

A medida que pasó el tiempo, las formas tradicionales u originales de preparado y cultivo fueron cambiando o adaptándose para distintos propósitos, entre ellos la creación de nuevas variedades. Son muchas las formas de té que encontramos. Todos los tés, independientemente del nombre que posea, provienen de la misma planta “Carmellia Sinensis”, lo que les diferencia son los distintos procesos que atraviesan para estar disponibles para el consumo.

Actualmente hay una confusión que se presenta en muchas personas, la cual radica en la afirmación de que cualquier preparado a partir de una planta hervida con agua, es un té. Lo cierto es que el té solo proviene de la planta antes mencionada, el nombre que engloba tanto a tés como a esos preparados, es “infusiones herbales”.

En qué se diferencia el té japonés del té chino

Como tal, no hay una diferencia en sí, básicamente la planta es pasada por los mismos procesos para conseguir el producto final. Tal vez el aspecto que cambia y el cual sería obvio, es el lugar en donde se cultiva. Sin embargo, investigando más afondo y basándonos en las opiniones de expertos en el tema, así como de catadores de té, podemos encontrar que una diferencia clave, como es el método de detención de la oxidación, crea en el sabor, una ligera variación. China usa planchas para detener la oxidación y Japón, el método tradicional con vapor.

Al final todo esto se basa en ciertas observaciones subjetivas, hay personas que no notan la diferencia entre una misma variedad de té, de ambas naciones, mientras que otras, prefieren el té japonés a el chino, o viceversa. Tendrías que probar ambos por ti mismo y crearte tu propia idea.

Té japonés

Beneficios que acarrea el consumo de té japonés

Lo cierto es que todos los tipos de té ayudan a nuestro organismo, estos poseen un tipo de sustancia llamadas polifenoles, las cuales se encuentran en plantas. No obstante, el té japonés se caracteriza por poseer más concentración de estos compuestos. Aunque no son necesarias para el cuerpo, estas moléculas actúan como antioxidantes y nos aportan ventajas bastante importantes. Algunas de las cosas que podemos conseguir al tomar té japonés, son:

Eliminación de grasa

Es muy común que las personas utilicen el té con fines nutricionales en orden de adelgazar, la razón de esto, es que permite depurar nuestras venas, arterias y vasos sanguíneos de gran parte de la grasa contenida en ellos. Esto a su vez nos ayuda en la prevención de problemas cardiovasculares.

Optimización del sistema nervioso

En la planta de té, encontramos “teína”, la cual es el equivalente a la cafeína pero proveniente de otra planta, estructuralmente es la misma molécula. Así que al tomar té, obtenemos los mismos beneficios que al tomar café, logramos una activación nerviosa importante y podemos acelerar los procesos cognitivos.

Efecto de acción de los oxidantes

Ya habíamos mencionado que contenía polifenoles que actuaban en nuestro cuerpo como antioxidantes, pero no exploramos lo que esto significaba. Cuando disponemos de suficientes antioxidantes, estos actúan contra el envejecimiento, ya que fortalecen las células y nos permite mantenernos más jóvenes. Pero esto no es el efecto más importante de esta sustancia, ya que también controlan el crecimiento de células dañinas asociadas al cáncer o a tumores. Así es, podemos combatir y prevenir el cáncer tomando té japonés.

Variedades de té japonés

El té llegó a Japón, gracias a unos monjes que habían estado en China y conocieron lo magnífica que era esta bebida. Estos mismos trasladaron plantas de té a su tempo y a partir de ahí empieza una historia muy interesante de expansión. Sin embargo, lo que nos importa es que la primera variedad que empezaron a preparar, fue la de té verde, y así continuaron por muchos años. Claro que en algunos lugares podían realizar otro tipo, pero no era muy común. Actualmente el té negro ha tenido un aumento en la producción y ya se puede encontrar más comúnmente.

Todo esto no quiere decir que en Japón no se consiga té blanco o té rojo, pero el té verde y el té negro son los más comercializados por esta nación.

Ceremonia del té japonesa

Tan importante ha sido el té, que ha sido la inspiración de una tradición bastante famosa y practicada en todo Japón. La ceremonia del té japonesa, es un ritual efectuado para la elaboración de un tipo de té verde, llamado “té matcha”, bebido por monjes budistas en rituales religiosos y por los samuráis, el matcha se caracteriza por ser molido. Este proceso se lleva acabo con algunos invitados en el hogar de una familia anfitriona. Toda la ceremonia en sí, es una manifestación de diversos elementos que componen a la cultura japonesa.

El ambiente que se crea es bastante familiar, ya que tiene como centro cierto pensamiento o ideología que establece que cada ocasión es única, sobre todo si es una reunión. Esto quiere decir que las personas que se encuentran unidas por el motivo de la ceremonia, celebran su comunión y se regocijan, porque al final no se sabe si por algún acontecimiento puedan no volverse a reunir.

Anteriormente, dentro de la práctica de la ceremonia del té japonesa, se establecía un lugar especial donde se realizarían todos los actos concernientes a esta. Cada casa, o al menos la mayoría, tenía en su jardín, una cabaña y distintas zonas destinadas al gran ritual. Hoy, con los grandes cambios de la sociedad que han afectado a la ciudad y hasta la forma de los hogares, se ha cambiado un poco el esquema y ya no se le da tanta importancia a esto, sino más bien al acto en sí.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *