beneficios del te rooibos

Te de rooibos

El té de rooibos es una deliciosa bebida mediante la fermentación de hojas que ha ganado popularidad debido a su delicioso sabor y alta gama de propiedades benéficas. Es consumido en altas cantidades al sur de África, siendo parte de la cultura general durante siglos. Sin embargo, a día de hoy, es aclamada y querida en todo el mundo.

Se presenta como una alternativa a otras bebidas de infusión de hoja, como el beneficioso té verde, o el delicioso té negro. El té de rooibos tiene sus propios defensores quienes lo colocan como un suplemento medicinal efectivo gracias al alto contenido de antioxidantes, pero también como una rica bebida para acompañar una charla con un invitado especial en el hogar.

Si quieres saber todo lo referente sobre el té de rooibos, te encuentras en el lugar correcto. Hablaremos sobre un elixir que, según las investigaciones científicas, puede prevenir el cáncer, reducir las enfermedades cardíacas y evitar los accidentes cerebrovasculares. Por lo que, su popularidad, al menos la tiene ganada. Te invitamos a que te quedes con nosotros, ya que aprenderás mucho.

¿Qué es el té de rooibos?

También conocido como Té rojo, el té de rooibos es una bebida a base de hojas proveniente del arbusto Aspalathus Linearis, originaria de la costa occidental de Sudáfrica. Algunos lo confunden como familiar del té verde o té negro, cuando en realidad no tienen ningún tipo de relación más allá de ser una bebida tradicional mediante la fermentación de hierbas.

preparar té de rooibos

El color rojo lo consigue a través del proceso de fermentación de las hojas mencionado anteriormente. Aunque, en ocasiones, dependiendo del tipo de oxidación de las hojas, este puede adquirir un color marrón. También existe una versión conocida como rooibos verde, aunque no es muy común y es muy difícil de conseguir. La preparación no requiere fermentación, tiene un sabor similar a la hierba y alberga más antioxidantes.

Aunado a lo anterior, el té de rooibos es una fuente de vitamina indispensable para la salud. De hecho, los primeros usos que se le dieron a esta bebida herbácea fueron de suplemento medicinal, para sanar heridas, detener el envejecimiento prematuro y ayudar en la digestión. También se asocia al incremento de la resistencia física de las personas, ya que esconde vitaminas y minerales esenciales para el organismo.

Historia del té de rooibos

El té de rooibos no es nada nuevo, ni tampoco es un elixir mágico que surgió hace unos años como está sucediendo últimamente. Se registra su uso desde hace más de 300 años. Por otro lado, algunos profesionales lo consideran relativamente reciente, teniendo en cuenta que la planta Camellia Sinensis tiene un uso de más de 1.000 años.

Es una planta de la familia de las hierbas proveniente de Sudáfrica, que algunos no lo catalogan como un verdadero tipo de té. Lo anterior porque, cuando la planta se cosecha, se debe secar para oxidarla lo suficiente. Posteriormente atraviesa un proceso de fermentación y aquí es donde obtiene el característico color rojizo. En su África natal, se toma incluso sin fines medicinales.

Algunos historiadores insinúan que la preparación de la bebida surgió gracias a los colonos holandeses en la década de 1700. Dieron el visto bueno y lo posicionaron como una alternativa al té verde y te negro, aunque más cara. No fue hasta el año 1900 donde el proceso de elaboración evolucionó y se empezó a usar una versión menos oxidada. También se elaboró un polvo para cocinar y algunos saborizantes a base de la planta de rooibos.

¿Cómo se prepara el té de rooibos?

Para poder preparar el té de rooibos se deben sumergir las hojas en agua caliente, como si estuvieses preparando cualquier tipo de té. Dado que es una hierba, no contiene ningún tipo de cafeína, por lo que se puede consumir sin ningún problema relacionado a este complemento.

Una vez que las hojas filtren el sabor del té, se pueden agregar elementos para estimular el sabor, como: vainilla, hierbas, geranio, miel y azúcar. Una vez que haya adquirido el característico color rojizo tirando a marrón, se puede echar en una taza para tomar en la noche o en la mañana.

hierba de rooibos

Aunado a la preparación anterior, en algunos lugares se usa como bebida con sabor para consumir cocteles modernos, también como ingrediente para helados. Y, como se mencionó anteriormente, gracias a su sabor empalado o molido, se combina bien con la comida, y algunos chefs lo utilizan como colorante.

Beneficios del té de rooibos

Tal como sucede como otros tipos de té, el de rooibos alberga diversas propiedades que valen la pena conocer. En especial porque tiene una potencia interesante para prevenir enfermedades que, a largo plazo, son un problema.

Libre de cafeína

El té de rooibos no contiene ningún tipo de cafeína, por lo que no atraviesa procedimientos químicos que dañan su sabor. En cambio, almacena su delicioso sabor, y se puede complementar con leche como alternativa a otros tés que sí poseen cafeína estimulante, como el té negro.

Rico en antioxidantes

El té de rooibos es una fuente rica de antioxidantes, especialmente la aspalatina, elemento fundamental para detener los radicales libres. Dichos radicales dañan la estructura de las células, lo que acelera el envejecimiento. También la presencia de los radicales se asocia con afecciones y enfermedades cardíacas, derrames cerebrales y diversos tipos de cánceres.

Disminuye el acné

El acné es un problema asociado a las hormonas y el exceso de sebo, manifestado mediante brotes de granos inflamados y anti-estético. Con el consumo del té de rooibos, que contiene hidroxiácido y zinc, se puede aliviar las consecuencias del acné. Logrando una piel sana y lisa en el proceso. Basta con tomar una taza de té fuerte y aireado para limpiar las células muertas alojadas en el rostro.

Buen relajante

Tal como sucede con el té de manzanilla, el de rooibos es una infusión baja en taninos y tiene un efecto directo en el sistema nervioso, estimulándolo positivamente. Especialmente en el sistema central, que es donde ocurre el proceso del sueño.

te de rooibos

Ha sido recomendado para las personas con problemas para dormir o que tienen insomnio. También se ha usado históricamente como relajante para los dolores de cabeza.

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *