te-rooibos-propiedades

Rooibos Propiedades

El té es la tercera bebida más popular del mundo, sin embargo, es superada por el café, aun cuando este resulta ser dañino. El motivo de dicha afirmación, es que, el té (en general, y especialmente el té de Rooibos y sus propiedades,) poseen propiedades estimulantes similares al café, pero este puede ser más nocivo para tu salud.

Son muchas las bebidas que puedan promocionarse a través de cualquier medio de comunicación o red social, garantizando que, podrás bajar de peso, reducir los problemas cardiovasculares, dormir mejor y tener más energía.

¿Qué es el té de Rooibos?

que-es-rooibos

Primeramente, la denominación “té”, resulta algo errónea para este tipo de bebida. Té es toda aquella infusión de hojas provenientes de la planta Camellia Sinensis, mientras que, se considera como infusión todas aquellas hojas, ramas o flores que también son utilizadas para pata este fin, pero que, al no pertenecer a este tipo específico de planta, pasan a otra categoría.

Todos los tés se usan para infusiones, pero eso no significa que, todas las infusiones se conviertan en té, es algo que muy comúnmente se puede llegar a leer al momento de instruirse acerca de esta bebida.

Sin embargo, por fines, mayormente comerciales, seguramente conseguirás el té de Rooibos con otro nombre.

Las raíces del té de Rooibos

Todo lo que necesitas saber sobre del té de Rooibos y sus propiedades, lo encontrarás en una planta cuyo nombre científico es Aspalathus linearis, de origen sudafricano. Al traducir su nombre, encontrarás con que, su significado, es arbusto rojo.

Esta bebida es muy popular debido al nombre que se le da a la planta, el cual coincide con el color del que se tiñe la bebida al realizar la infusión.

¿Cuándo comenzó a consumirse el té de Rooibos?

consumirse-te-rooibos

Tal y como se señaló anteriormente, la planta que se utiliza para la elaboración de este tipo de té o infusión, proviene de Sudáfrica, sin embargo, fueron los holandeses quienes popularizaron su uso aproximadamente en el siglo XVIII.

Los ciudadanos europeos se encontraban en suelo sudafricano buscando alternativas al té negro por motivos comerciales, ya que, para la época, la importación de las hojas para la elaboración del té negro podía llegar a ser realmente costosa.

Fue de esta manera como, a partir de la década de 1930, el té de Rooibos comenzó su proceso de evolución positivo para poder ir expandiéndose por todo el mundo, siendo recomendada por su amplio arsenal de propiedades.

Modo de preparación

modo-preparacion

Al igual que la mayoría de los tés e infusiones, no precisa de mayores esfuerzos al momento de elaborar esta deliciosa bebida. Para ello, tan solo necesitarás:

  • Una taza de agua.
  • Hebras de Rooibos (al menos dos cucharadas).
  • Puedes agregar vainilla (opcional).
  • Una cucharada de miel (también es opcional).

La vainilla y la miel ayudarán a acrecentar el dulzor de la bebida y puedas disfrutar de un té mucho más rico. Una vez que cuentes con todos estos ingredientes, o al menos los indispensables, puedes proceder a su elaboración:

  • Pon a hervir el contenido de agua.
  • En el momento en que el agua comience a entrar en su punto de ebullición, deberás agregar tanto el Rooibos, como la vainilla y la miel.
  • Deja que el agua siga hirviendo con las especias por un lapso de 3 a 5 minutos.
  • Una vez que se haya cumplido el tiempo, deberás dejarlo tapado por un lapso de al menos 5 minutos para que la infusión emulsione.

Alternativas al método tradicional

Si bien se recomienda el consumo de la gran mayoría de las infusiones y tés mientras estén calientes, también puedes dejarlo reposar hasta que esté en temperatura ambiente para comenzar a beberlo.

Otra alternativa bastante interesante y que puede resultar muy de tu gusto, es la preparación del té de Rooibos en frío.

Básicamente seguirías el mismo procedimiento de infusión señalado en la sección anterior, con la salvedad de que, al encontrarse en temperatura ambiente, puedes verter el té en un vaso con hielo. Cabe destacar que, la manera en que lo consumas, no afecta en nada la extraordinaria cantidad de propiedades que puede llegar a aportar.

El té de Rooibos y sus propiedades

rooibos-propiedades

Por encima del color que le da al agua, el mejor elemento del té de Rooibos se basa en sus propiedades, impactando positivamente en tu sistema y mejorando varios aspectos de salud. En este sentido, entré las propiedades del té de Rooibos, encontrarás:

  • Calcio, magnesio y flúor: Esto optimiza la salud ósea. Además, aporta otros tipos de minerales que contribuyen a mantener dientes fuertes. También ayudará a reducir problemas relacionados con la artritis, osteoporosis.
  • Sin Calorías: Si estás trazándote la meta o en proceso de bajar de peso, este puede ser un complemento ideal para tu dieta. Es un arma letal para combatir esa ansiedad que puede darte después de entrenar o en las horas posteriores al almuerzo o cena.
  • Aspalathina: Uno de las extraordinarias propiedades que te permitirán tener la diabetes bajo control. Sus propiedades ayudarán a equilibrar el azúcar en la sangre, además, también contribuirá a la mejora de la resistencia a la insulina, así como a la absorción de glucosa.
  • Chrysoeriol: Esta propiedad del té de Rooibos funciona como broncodilatador, permitiendo reducir los riesgos de enfermedades respiratorias.
  • Óxido nítrico: Este elemento contribuye a la disminución de presión arterial y relajación de tensiones musculares. Es una propiedad que tu cuerpo absorbe posterior al consumo.

Posibles contradicciones

A pesar de todos los aspectos positivos acerca del té de Rooibos, su consumo en exceso puede terminar siendo nocivo para la salud. En este sentido, deberás estar atento a ciertas señales, tales como:

  • Problemas hepáticos.
  • Interacción con algún medicamento que estés tomando.
  • Situaciones no favorables en cuanto a la estimulación de la hormona sexual femenina (estrógeno).

Sin embargo, muchos estudios aseguran que la gran gama de propiedades, hacen de este té una bebida muy segura. Pero nunca está de más ser un poco precavidos.

Cómo adquirir el té de Rooibos y disfrutar sus propiedades

Finalmente, teniendo noción de lo que es el té de Rooibos, y sus propiedades, así como el proceso para realizar la infusión de esta increíble bebida, lo que resta es buscar en el mercado y adquirir todo lo que necesites.

En todos estos casos, los establecimientos comerciales tradicionales son la principal opción, al igual que los establecimientos dedicados a la venta de frutas y hortalizas.

Sin embargo, el mercado digital suele ser el aliado perfecto de aquellas personas que llevan un estilo de vida agitado. En ese caso, puedes utilizar los diferentes portales web, para poder contar con lo necesario y elaborar el riquísimo té de Rooibos, disfrutando de todas sus propiedades.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *