propiedades del té verde y sus usos

Propiedades del té verde

Las propiedades del té verde son mundialmente conocidas junto a su variedad de sensaciones de sabor únicas que enamoran a los amantes de este tipo de bebida. Desde amargo, hasta dulce; de color marrón hasta un verde amarillento, el té ha sido aclamado por sus propiedades curativas y relajantes en la medicina tradicional. Hoy en día, sigue siendo una opción para tratar enfermedades y afecciones gracias a los constantes estudios que lo avalan como una alternativa a los medicamentos.

El té verde comprende una gran cantidad de componentes que trabajan para proporcionar cuidado en las células y actividad mental. Estos componentes tienen una amplia gama de efectos relajantes y estimuladores que cada vez salen más a la luz. Ni qué hablar de lo nutritiva que es y con menos cafeína que otras versiones de té a base de plantas.

Las propiedades del té verde ayudan a aumentar la tasa metabólica de las personas que quieren quemar grasa a corto plazo. Esto significa, que junto a una dieta saludable y un estilo de vida activo, el té verde lo ayudará a rebajar en cuestión de semanas. Cambiando las bebidas azucaradas y refrescos en general, por una taza de té en la mañana y en la noche, bastará para quitar esos kilos de más que lo atormentan.

Y en cuestión de dosis diaria de antioxidantes, el uso del té verde no se queda atrás. Contiene unas moléculas que ayudan a limpiar el cuerpo y promover la fermentación natural, matando los radicales libres y las moléculas inestables que dañan a las principales células del cuerpo.

propiedades del té verde

A continuación, desglosaremos en detalle cada una de las propiedades del té verde y el impacto positivo que tiene en la salud humana. Si quieres saber más de esta bebida natural, ¡acompáñanos hasta el final!

¿En qué consiste el té verde?

Existen muchos tipos de té en el mundo, algunos con propiedades relajantes y otras con propiedades medicinales, mientras que hay uno que lo tiene todo. Cada uno de ellos, y en especial el té verde que recibe su nombre del color verde esmeralda que se usa para preparar las hojas de té, provienen de la importante planta Camellia Sinensis. En general, el té se encuentra sin procesar y sin fermentar, por lo que se necesita ser expuesto a altas temperaturas y así sacar el máximo provecho de los beneficios del té verde y las propiedades.

Los orígenes del té verde en sí no son exactos, pero se rastrea hasta hace más de 5.000 años, en el lejano oriente, donde las propiedades en materia de salud lo hicieron importante. Principalmente en China, donde hasta el día de hoy es conocido como el púnico tipo de té que se consume en el país asiático. Aunque, en otros lugares, como en Japón, o los europeos lo han empleado por bastante tiempo.

La planta de té verde pertenece al árbol perenne de la familia del té, que crece hasta unos 9 metros de altura. Las hojas son lanceoladas o elípticas, pecioladas cortas, de unos 5 a 6 cm de largo. Cuando se encuentra joven, suele tener más hojas de lo normal, y más glabros. Por su parte, las flores son blancas o de un color crema solitario.

Se encuentran emparejadas en las axilas de las hojas que cuelgas de tallos cortos. El fruto como tal, solo se encuentra en cápsula con una sola semilla dentro. Es normal encontrar a este tipo de planta en zonas montañosas o con un clima frío crece bastante bien y saludable.

Propiedades del té verde

Las propiedades que almacena el té verde es lo que resulta en los aclamados beneficios de la planta. Se sabe que se comprende los siguientes componentes activos (consultar tabla periodica):

  • Aminoácidos: Teanina, valina, arginina, asparagina, glicina, leucina, niacina lisina, histidina.
  • Ácidos ascórbico: Ascórbico, también conocido como Vitamina C, nicotínico, o VitaminaB, cafeico, clorogénico, cinámico, fenilacético, gálico, málico, oxálico, láurico, linoleico
  • Semillas con buenos nutrientes
  • Alcaloides: cafeína, especialmente en las hojas y tallos cuando se encuentran tiernos. Teobromina en las hojas.
  • Quercetina
  • Rutina
  • Polifenoles
  • Carquinas: epicatequina, galato de epicatequina, galato de epigalocatequina, especialmente en las hojas.

El té verde es la única fuente del galato de epicatequina, por lo que se debe aprovechar al máximo el componente. También es el principal antioxidante de tipo catequina. Algunos dentistas recomiendan arduamente la ingestión del extracto de té verde, para que el cuerpo humano reciba las catequinas que son necesarias. Una dosis diaria de catequinas oscilan alrededor los 125 y 250 mg diarios. Se puede suministrar en polvo, bolsitas, cápsulas entre otros.

También vale la pena destacar otros componentes como el carvacrol y geraniol en las hojas. Las fibras y pectina también abundan en las hojas de té verde, así como los minerales como azufre, calcio, cobre, hierro, magnesio, fósforo, potasio, entre otros muy importantes para el cuerpo y la salud en general.

Catequinas

Este es un componente de astringencia en el té verde que tiene efectos positivos. Es capaz de disminuir el colesterol en la sangre, así como reducir la grasa corporal. Prácticamente, lo que hace al té verde adelgazar. Otros efectos significativos se han demostrado a lo largo del tiempo en distintas investigaciones centradas en las propiedades de la catequinas, son la prevención del cáncer, caries dental, efecto antibacteriano e inhibición de la presión arterial alta.

propiedades del té verde para el cuerpo

Las catequinas son un tipo de polifenol y el principal componente que se le conoce desde hace tiempo al té. Hay cuatro tipos de catequinas que se encuentran en las hojas de té, los cuales son: epicatequina, galato, galato de epicatequina y galato de epigalocatequina.

Las catequinas se oxidan con extrema facilidad una vez que las hojas se encuentran expuestas a altas temperaturas. En el té verde, dado que el proceso para hacer té crudo implica detener la acción de las enzimas oxidantes, la mayoría de estas catequinas permanecen sin oxidarse. Estas son incoloras en solución acuosa en el té verde, mientras que a los tés de oolong y té negro le otorga un distintivo color rojizo.

Cafeína

Consumir té verde cuando se cuenta con una alta carga de estrés, por ejemplo en el trabajo, o mientras está estudiando, puede hacer que una persona se sienta fresca. Esto es gracias al 20% de cafeína presente en las propiedades del té. Puede que no haya mucha diferencia del porcentaje de cafeína, pero se encuentra un número significativo de esta propiedad o componente en los brotes jóvenes de plantas. Al igual que sucede con la catequina y los aminoácidos.

Los principales efectos que tiene la cafeína incluida en el té verde incluyen un mayor estado de lucidez y alerta, así como un leve efecto diurético. Teniendo en cuenta que la cafeína también posee efectos estimulantes, sobre todo en el sistema nervioso central, es normal que se emplee para controlar el sueño y aumentar la capacidad mental en los trabajos manuales o físicos. Si uno toma té verde antes de realizar una actividad física, se aprovechará al máximo el fenómeno por el cual la grasa se usa como fuente de energía, mejorando la resistencia del cuerpo.

Aminoácidos

El té tiene ciertas características únicas de sabor rico que provocan un efecto relajante en el cuerpo. Esto se debe a un tipo de aminoácido llamado teanina, gran responsable de los efectos mencionados anteriormente. Los aminoácidos son las propiedades del té que aportan ese sabor y dulzura, el cual mantiene una estructura similar a la de la glutamina y su rasgo particular en el sabor refinado.

La teanina se encuentra presente en la planta del té y no suele verse en ninguna otra planta. Si el té se cultiva en los brotes más jóvenes, al igual que sucede con  los componentes de cafeína, será mayor. Cuando las hojas se encuentren maduras, el efecto disminuirá relativamente.

Vitamina

Las vitaminas de la planta de té verde tienen diversos efectos en el cuerpo humano. Aunque son nutrientes esenciales, no se pueden producir en el cuerpo, por lo que se deben aprovechar al beber regularmente té verde. Junto con los sacáridos, lípidos, proteínas y minerales, las vitaminas son nutrientes principales por el cuerpo para funcionar correctamente.

El té verde es conocido por tener más vitaminas en concentraciones más altas que otros alimentos, y está hecho por si solo la bebida es superior. Alguna de las vitaminas que posee son: Vitamina B, esencial para el desarrollo regular y tratar la inflamación en la boca y lengua. Y vitamina C, nutriente necesario para la producción de colágeno. De no tener este tipo de vitamina, resultará en la perdida de formación de fibras, debilitando las paredes vasculares y causando escorbuto.

Ácido fólico

El ácido fólico es tan nutritivo para la formación de glóbulos rojos, que se recomienda ampliamente a las mujeres embarazadas para prevenir la aparición de defectos en el tubo neural. Su relación con el té verde se evidencia en la prevención de esclerosis arterial, cáncer de colon, demencia y la enfermedad de Alzheimer. La planta y el té contienen más de cinco veces el ácido fólico que otros alimentos, como la espinaca.

Saponinas

El té resulta especialmente efectivo para prevenir caries dental y presión arterial alta, así como mal aliento, gracias a las saponinas que se encuentran dentro del té. Y aunque estas se encuentren en todos los té, las hojas de té verde se ven mayormente beneficiadas que el resto.

propiedades del té verde y sus beneficios

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *