Cómo preparar té verde

Cómo preparar té verde

como preparar té verde
El té verde es llamado milagroso

¿Es importante saber cómo preparar Té verde? Pues sí, por si no lo sabías el té es una bebida de infusión que por lo general ayuda a la persona a liberar toxinas y a relajarse de manera exitosa.

Tiene un nombre científico bastante particular conocido como Camellia sinensis, proviene de china y tiene muchísimos tipos a nivel mundial, es posicionado como el favorito desde el siglo XXI. 

El té verde adquiere ese nombre gracias a su color en las hojas una vez hecho infusión, es que su color combinado con su sabor es una explosión increíble de sabores que te encantará. 

El té verde tiene una eficiencia total como antioxidante y eliminador de toxinas. Tan sólo debes tomar uno por las mañanas y estamos seguros que hará la diferencia en tu organismo ayudándote a mantener una vida más activa y menos sedentaria. 

Proporciona mucha energía, según un estudio de personas que han cambiado el café por el té verde han notado en su vida matutina mayor actividad. Si bien el té verde contiene cafeína el nivel de proporción de la misma es mínimo y combinado con sus compuestos polifenólicos es excelente en el tratamiento del sistema cardiovascular y digestivo. 

Si quieres saber mucho más, hemos preparado para ti una sección especial para que conozcas todo sobre este maravilloso mundo del Té verde ¡Te cambiará la vida! 

El té verde y su historia ¿De dónde proviene? 

El té verde tomo su popularidad en el año 618 después de Cristo, gracias a la dinastía Tang en China. 

Es importante destacar qué el té verde en la época de la dinastía se preparaba de manera distinta y también se veía de manera distinta.

El té verde en esta época era trabajado con sumo cuidado y su era considerada de Gran valor para las personas que lo cultivaban.

Muchos decían que el té verde era más que sólo una hoja ya que tenía tantas propiedades que era difícil de creer para ellos. 

Cómo preparar té verde

Las personas pertenecientes a la dinastía Tang pensaban que este te provenía directamente de los dioses ya que proporcionaba tranquilidad y armonía. Incluso se podría decir que las mujeres de la época lo usaban desde entonces para bajar de peso. 

El té verde era el favorito desde entonces, y estaba enmarcado en la cultura y en la tradicionalidad de los chinos. 

Pero no sólo era en esta región del mundo, mucho más adelante la fiebre del té verde se regó hasta la región de África y poco a poco fue recorriendo el mundo llegando hasta Latino américa. 

En Europa cabe destacar que las personas tomaban té verde para aliviar sus cargas del día a día. Después de una larga jornada, la familia se reunía para hablar acerca de lo que había pasado en el día y tomaban una taza de té verde cada uno. 

Se puede decir que desde tiempos lejanos las personas han adoptado el té verde como su favorito, desde las sociedades más remotas, hasta lo que somos hoy en día. El té verde no deja de ser el favorito. 

Té verde ¿Es fácil hacerlo? 

Hay muchas maneras de preparar el té verde es por ello que hoy tenemos para ti tres formas de prepararlo que te encantaran. 

  • Té verde en infusión:

El té verde como infusión es el más popular en la preparación y el más fácil. 

Tan sólo necesitarás agua caliente y una taza, pero las presentaciones si pueden ser variables. 

El té verde como infusión puede venir en diferentes formas ya sea en sobres. Ya sea en hojas naturales o deshidratada para llegar a una taza debe pasar por varios procesos depende del que elijas. 

En el caso del té verde caliente o conocido como infusión existen varios tipos de preparación que debes tomar en cuenta y horas en las que debes tomarlo. 

Se recomienda que el té verde como infusión debe ser tomado en la mañana o en ayunas para garantizar a tu sistema digestivo la asimilación necesaria para aportar los suficientes nutrientes a todos los demás órganos del cuerpo. 

  • Té verde como batido: 

El té verde como batido es muy poco conocido, pero aporta los mismos e incluso más nutrientes que el propio té verde como infusión.

La manera de prepararlo es sumamente sencilla y no requiere gran complejidad. Tan sólo necesitas la hoja de té verde preferiblemente en su forma natural y con una fruta ácida lo mezclas en forma de licuado y listo. 

Entre las frutas con las cuales puedes mezclar la hoja de té verde natural están. La naranja, el tomate de árbol, El limón, la piña y el famoso kiwi. 

También debemos mencionar el  batido Detox el cual te servirá para desintoxicar el organismo de elementos patógenos y la hoja de té verde puede ser utilizada para este batido. 

Tan sólo necesitarás pepino, limón, albahaca y dos hojas de te verde. 

  • Té verde para el calor

El té verde no sólo tiene propiedades en el organismo en forma de nutrientes o energía. También existe una forma de prepararle para ayudar a refrescar en ocasiones dónde el calor es poco controlable. 

El lugares exóticos como Hawai o Islas Canarias donde el calor reina. La hoja de té verde puedes usarla tan sólo con un poco de hielo y agua dándole frescura al organismo en tan sólo un momento. 

El té verde definitivamente es la salvación para las personas que odian el calor y buscan refrescarse. 

En el caso del día a día. Cuando la temperatura aumenta y llegas a casa más cansado que nunca la solución es un vaso de té verde. 

Cabe destacar que para ti no es una combinación muy apropiada pero el té verde es usado incluso para preparar cócteles con bebidas alcohólicas. Dándole un plus a todo lo que tiene que ver en la felicidad. 

El té verde y su preparación no deja de ser maravilloso, de cualquier manera lo puedes hacer y para cualquier edad. Es tan maravilloso que muchas personas se unen diariamente al mundo del té verde, ¿Y tú?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *