beneficios del té verde para la salud

Beneficios del té verde

No es de sorprender que con los grandes beneficios del té verde, sea la bebida más consumida en el mundo solo detrás del agua. Aunque, esto varía dependiendo el tipo, ya que algunos consumen más el negro, que el verde. Pero, eso no quita que las propiedades y múltiples uso de esta bebida sean aclamados por muchas personas. En este post vamos a aprender cuáles son los beneficios del té.

El té verde se encuentra elaborado a partir de hojas no oxidadas, que es uno de los tipos de té menos procesados. Lo que se traduce en un gran número de antioxidantes y polifenloes beneficiosos para el cuerpo humano. De hecho, se ha utilizado en distintos campos de la medicina para aprovechar las propiedades del té verde y exprimir los beneficios. Sobre todo en la India y China, que prácticamente forma parte de su cultura.

También, el té verde es el nombre genérico para diferentes tipos de té que se encuentran disponible, los cuales pueden prevenir desde malestares, dolencias, hasta incluso prevenir el cáncer. Los científicos y médicos se encuentran en constante estudio sobre los grandes beneficios del té verde ya que es una de las fuentes más ricas de plantas medicinales en el mundo. Por lo que es normal ver investigaciones centradas en la hoja y nuevos medicamentos en el mercado a base del té verde.

Esta bebida puede provenir desde muchos lugares diferentes del mundo y procesarse a través de varios métodos, por lo que su uso dependerá de muchos factores, como dónde se cultivó, cómo se procesó las hojas y cómo se está preparando el té verde.

beneficios del té verde

A continuación, desglosaremos en detalle cada uno de los beneficios del té verde, que son muchos y vale la pena destacar. Si quieres saber más sobre qué impacto tendrá en tu cuerpo, ¡acompáñanos hasta el final del artículo!

¿Qué es té verde?

El té verde es una bebida que se origina de la planta ‘camellia sinensis’ y se ha usado con fines medicinales o en el campo de la salud en general. Esta es una variedad de hojas pequeñas originarias de China, que generalmente se usa tanto para preparar el té verde, como el té negro.

Evolucionó como un arbusto que crece en regiones soleadas, de climas más secos y fríos en relación de su China natal. Lo que hace normal que veamos té verde en otros lugares del mundo, gracias a su tolerancia al frío y próspero crecimiento en las regiones montañosas.

Para preparar la bebida, debe cosecharse la planta y luego calentarse rápidamente, ya sea mediante cocción o vaporización. Posteriormente se seca para evitar que se produzca demasiada oxidación que provocaría que las hojas tomen un color marrón. Como consecuencia del sobre-oxidación de las hojas cosechadas, se pueden minimizar los beneficios y alterar el sabor del té. Un té verde preparado debe tener un color verde, amarillo o marrón claro, cuyo sabor variará, desde un toque seco de hierba, más dulce como el vegetal o distintivo como las algas si se pone al vapor.

Sin embargo, si prepara correctamente, el té verde tiene que tener un color bastante claro, tirando a marrón y con un sabor ligeramente astringente. En esto es donde se diferencia del té negro, que se cosechan de la misma planta, se dejan oxidar completamente y luego se seca. Lo que obligará a la bebida adquirir un color marrón oscuro tirando a negro y alterar significativamente el color.

Origen del té verde

Si bien el té verde se originó de la misma especie vegetal, hoy en día han evolucionado los métodos para producir té verde en el mundo. Eso incluye los países asiáticos donde es originario la planta. De todos los países asiáticos, China se considera el lugar de origen. Incluso, hay quienes afirman que cuando en China se habla de ‘tomar té’, solo se refiere a té verde y no otras categorías que podríamos conocer en Occidente. Como es el caso del té de manzanilla.

El lugar exacto se le adjudica a la provincia de Yunnan, donde apareció por primera vez la planta Camellia Sinesis. Este lugar es muy aclamado, ya que se han encontrado al menos más de 260 especies de té que se conocen hoy en día. En cuanto al año, no está muy claro. Pero hay una leyenda popular que sugiere que el emperador de china y supuesto inventor de la medicina al estilo chino, descubrió el té verde alrededor del año 2737 a.c. Una vez que las hojas frescas cayeron cerca de su taza hervida.

beneficios del té verde para adelgazar

Sin embargo, otros expertos dan crédito a los budistas en el año 500 a.C y siglos posteriores de la creación del té verde. Estos se encontraban viajando para difundir su religión, cultura y métodos de sanación, entre los cuales se encontraba la bebida milagrosa. Lo que sí se sabe es que los monjes fueron poneros en cultivar, cosechar y producir té, al igual que sus homólogos en los monasterios europeos con las uvas.

Beneficios del té verde

Para nadie es un secreto que el principal uso del té verde es en la medicina tradicional. Los grandes beneficios del té se empleaban para controlar dolencias en el cuerpo, sangrado, curación de heridas, mejorar la salud mental de los pacientes con deterioro cognitivo, afecciones cardíacas, digestión luego de las comidas y en la regulación de la temperatura corporal de las personas.

De hecho, hasta investigaciones y estudios recientes han concluido que existe un significativo efecto positivo en el uso del té verde para mejorar las funciones del cuerpo. Desde la pérdida de peso en las personas con obesidad mórbida, hasta para contrarrestar los efectos secundarios de los pacientes con cáncer. Sin contar los pasos que se están dando para sacarle el ‘máximo jugo’ a las plantas para que ayuden en otras enfermedades, como el alzheimer. Esto habla muy bien de las propiedades del té verde, de las cuales no muchas plantas pueden decir lo mismo.

Entre los principales beneficios de tomar té verde para mejorar la salud en general se destacan los siguientes:

Pérdida de peso

Quizás uno de los más conocidos beneficios del té verde, y es que este es capaz de aumentar el metabolismo de la persona. Especialmente útil para aquellos que tienen problemas para bajar de peso a causa de un metabolismo lento, el té se emplea con la finalidad de actuar como agente intermediario, consiguiendo grandes resultados.

Lo anterior sucede por el polifenol que se encuentra en la bebida trabajando para intensificar los niveles de oxidación de la grasa y la velocidad en la que el cuerpo convierte los alimentos en calorías. El uso del té verde con una buena dieta balanceada, más sesiones de ejercicios al día son una combinación poderosa de lo que puede hacer esta planta una vez que se procesa en forma de bebida.

Diabetes

Aparentemente, a través de estudios, se ha comprobado que ingerir té verde regula los niveles de glucosa en el cuerpo de las persona, consiguiendo disminuir el aumento del azúcar en la sangre. Sobre todo después de la comida, que es cuando más niveles hay en el torrente sanguíneo. Esto puede prevenir los picos altos de insulina y el almacenamiento de la grasa resultante. El té resulta un medicamento natural poderoso para los pacientes con diabetes.

Enfermedades del corazón

Tanto los médicos, como los científicos, coinciden en que el té verde funciona bastante bien en el revestimiento de los vasos sanguíneos. Lo que ayuda a mantener  relajados y calmado a las personas, y así resistir los cambios en la presión arterial. Y el beneficio para el corazón no acaba ahí, sino que también lo protege de la formación de coágulo, una de las principales causas de los ataques cardíacos en las personas.

Cáncer de esófago

Con todo lo anterior nombrado, no debe sorprender a nadie que beber té verde tenga un impacto positivo en la reducción del cáncer de esófago. Esto porque las propiedades que trae la planta son capaces de matar las células cancerosas en general, sin llegar a dañar el tejido sano que los rodea. Incluso, se ha destacado el uso del té verde como principal tratamiento del cáncer de esófago ya que es el método natural que mejor funciona y protege la salud del tejido.

Colesterol

El té verde es capaz de reducir el colesterol malo que se encuentra en la sangre y mejora la proporción de colesterol bueno en comparación con el malo dentro del torrente sanguíneo.

Alzheimer y Parkinson

Mucho se ha hablado de los beneficios para la salud mental del té verde, ya que retrasa el deterioro causado por las enfermedades de Alzheimer y Parkinson. Los estudios realizados en ratones han mostrado que la bebida protegía a las células cerebrales de la muerte e incluso las restauraba.

beneficios del té verde para el cuerpo

Depresión

La teanina es un aminoácido que se encuentra en las hojas de té verde y es una sustancia que proporciona un efecto relajante en las personas que sufren de ansiedad y episodios de depresión. Lo mejor de todo es que al ser natural, no existirá ninguna relación de dependencia, como sí sucede con los medicamentos farmacéuticos.

Antiviral y anti-bacteriano

Las catequinas del té son fuertes agentes antibacterianos y antivirales que se hacen efectivos para tratar todo tipo de complicación en la salud de las personas. Dese la gripe, hasta las células de cáncer. Algunos estudios han demostrado que el constante uso del té verde es capaz de inhibir la propagación de muchas enfermedades.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *